You are here

JFK a Balaguer: O cede el poder y serás recordado como padre de la democracia, o terminarás como Trujillo.

A continuación citamos datos importantes de los archivos desclasificados del 1961 luego del asesinato de Trujillo. El telegrama enviado Diciembre 16, 1961 a Balaguer indica que Balaguer se encontraba en una situación complicada. Aparentemente el presidente John F. Kennedy le da un ultimátum a Balaguer; o ceda el poder para permitir la democratización del país y es recordado como un gran líder, o de lo contrario si no cede a los planes del gobierno de Kennedy para la República Dominicana, su imagen será desfavorable.

El telegrama dice: “El presidente le ha ordenado personalmente que le dé a conocer lo siguiente al presidente Balaguer: El Gobierno y el pueblo de los Estados Unidos tienen una gran admiración por los heroicos y valientes esfuerzos del presidente Balaguer para lograr una transición pacífica hacia un gobierno democrático en la República Dominicana, sean cuales sean los sentimientos del momento en la República Dominicana. El Presidente confía en que si los esfuerzos de Balaguer tienen éxito, perdurará como una de las grandes figuras de la historia de su país y una figura importante en la historia de este hemisferio.

Debido a esta admiración por el presidente Balaguer, el presidente está muy preocupado por el curso actual de los acontecimientos en la República Dominicana. Si se permite que continúe el estancamiento actual, la violencia y el terror seguramente aumentarán (los problemas de la transición pacífica serán complicados) y los esfuerzos por lograr la democracia estarán en peligro. Mientras el presidente Balaguer continúe sin indicar una decisión definitiva de ceder el cargo de presidente a un sucesor, entonces toda la atmósfera en la República Dominicana seguirá volviéndose hostil y peligrosa, y la desconfianza hacia el régimen y hacia el presidente Balaguer seguirá creciendo. incrementar. Así, a menos que se tomen medidas inmediatas para fijar una fecha de salida, los peligros de una nueva dictadura aumentarán y el prestigio del presidente Balaguer disminuirá. Si se marcha temprano y por iniciativa propia, sin duda será conocido como uno de los pocos hombres en cualquier país que haya logrado una transición pacífica a la democracia. Si no lo hace, y si es expulsado en una fecha posterior, su prestigio y su posición en la historia se verán dañados o incluso destruidos”.

Además dice: “Somos conscientes de las dificultades a las que se enfrenta el presidente Balaguer. Y admiramos la habilidad con la que ha manejado los enormes problemas de su país. Por eso hemos apoyado en todo momento sus esfuerzos para lograr un gobierno constitucional. Creemos que el siguiente curso de acción sugerido traerá el éxito final, después del cual confiamos en que el presidente Balaguer pueda volver a un importante puesto oficial de cierto prestigio, así como a una posición segura en la historia de su país y de la democracia occidental. :

(A) Sugerimos que el presidente deje en claro que el anuncio de su solución final no fue impuesto por otros, sino que llegó por su propia voluntad y después de una cuidadosa reflexión por el bienestar y el futuro de su país.

(B) Que el Presidente anuncie su intención de dimitir el 27 de febrero de 1962. Debe manifestar que en el ínterin se propone llevar a cabo el programa de establecimiento del Consejo de Estado, reorganización del gabinete, etc. Para crear un gobierno de unidad nacional . Creemos que es fundamental anunciar una fecha concreta para la dimisión del presidente Balaguer. No hacerlo crearía desconfianza en sus intenciones, haría imposible formar un gobierno de coalición genuino y haría muy difícil para Estados Unidos levantar las sanciones o reconocer al gobierno hasta después de su partida. Por otro lado, si anuncia una fecha se reconocerá la sinceridad de sus intenciones. Su posición y prestigio en su propio país y en otros lugares se fortalecerá, y será su gobierno el que logre no solo un gobierno democrático, sino el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y el fin de las sanciones. Si no anuncia una fecha, parecerá que lo obligaron a salir, como si otros hubieran tomado la decisión de cuándo debe irse, mientras que si establece una fecha, parecerá que tiene el control de la situación. , haber tomado su propia decisión y estar dando forma al futuro de su país.

(C) Balaguer también debería anunciar, por iniciativa propia, su intención de crear un Consejo de Estado, un gabinete representativo y tomar otras medidas necesarias para asegurar un gobierno de unidad nacional con elecciones.

(D) Que el presidente Balaguer anuncie el nombramiento de estos órganos, incluido el nombramiento de los miembros del Consejo de Estado como asesores del presidente hasta que se promulguen los cambios constitucionales y legales necesarios para establecer el Consejo. Que también anuncie su intención de dimitir el 27 de febrero de 1962 a favor de la persona que será electa Vicepresidente del Consejo.

(E) Estados Unidos procederá entonces a levantar las sanciones y restablecer las relaciones diplomáticas para que estas cosas se logren antes de que el presidente Balaguer deje el cargo”.

Es aquí donde nos hacernos la pregunta: cómo sería recordado Trujillo si hubiese aceptado el mismo trato que le ofrecieron a Balaguer? Ya que en ves de aceptarlo cuando el gobierno envió a un diplomático a finales del 1960 para hablar con Trujillo con una propuesta similar, Trujillo le respondió: “Pawley, puedes ir a decirle a Eisenhower que puede venir aquí con sus infantes de marina, con su armada, con sus aviones y, si cree que debe hacerlo, con sus bombas atómicas, pero estoy decidido a que nunca abandonaré este país. ¡Me quedaré aunque termine en una camilla! “

El senador diplomático en su libro dijo:
“Comprendí en un instante lo que había hecho intolerable mi propuesta: Debe haber estado recibiendo información de que ya no se podía confiar en mí, o que simplemente no sabía lo que estaba pasando. Además, se había despertado su orgullo como soldado. Producto del entrenamiento de la Infantería de Marina de los EE. UU., Se enorgullecía mucho del Cuerpo y sabía que había sido calificado como un infante de marina destacado. Dados estos preceptos arraigados, la ira profundamente arraigada de Trujillo al recibir la orden, según él, de abandonar su tierra natal, era comprensible”.

Fuente:

Telegram From the White House to the Department of State/1/ San Juan, Puerto Rico, December 16, 1961.

Top
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Te gusta nuestro contenido? Favor comparte :)